Consejos de inversiones y finanzas para mejorar tu vida. Explicaciones detalladas para incrementar tu patrimonio a largo plazo.

Filosofía Kaizen

By noviembre 19, 2018

filosofia kaizen

Desde que somos niños crecemos y no paramos de aprender cosas, nos hacemos mayores tenemos un trabajo y todavía seguimos aprendiendo cosas, habrá gente que decide parar y dejar de aprender, pero otra no. Si quieres ver cómo crecen tus ahorros y los inviertes buscando una mejor rentabilidad, eres de los que quieren seguir aprendiendo y mejorando. Este artículo te va a interesar.

 En la cultura japonesa existe una expresión 改善, para referirse a esto último, Kaizen. Dicha expresión viene de la unión de los kanjis: KAI y ZEN, el primero significaría cambio y el segundo bueno

Historia filosofía Kaizen

Después de la segunda guerra mundial Japón estaba sumido en la destrucción total, con un país hecho escombros, con una fuerza de ocupación extranjera en su territorio y sin ningún tipo de recurso económico que pudiera utilizar para recuperar el país lo más pronto posible. Pero pronto, este desastre humanitario pasó a convertirse en un milagro económico y a poner a Japón en la vanguardia del mundo. En la década de los 50s después de la Segunda Guerra Mundial, las empresas japonesas comenzaron a mezclar los métodos analíticos y estadísticos americanos junto con la inteligencia emocional oriental. De todo esto solo pudo salir algo positivo, el conocido como milagro japonés, con un crecimiento medio del 5% en los 60s, 7% en los 70s y 8% en los 80s (posteriormente a finales de los 80s principios de los 90s se formó una burbuja que reventó dejando paso a la década perdida). La compañía que lideró y propulsó la filosofía Kaizen fue Toyota, a través de esta compañía la filosofía Kaizen se expandió a la industria automotriz japonesa, llevando a las empresas japonesas a liderar el sector mundialmente. Hoy en día, los coches Toyota son conocidos por su calidad, así como las marcas japonesas. 

¿Qué es la filosofía Kaizen? 

La filosofía Kaizen es la persecución de la mejora continua, es decir, coger un tarea y sobre ella, ir mejorándola paso a paso. Siempre podremos reinventar la rueda, intentar descubrir algo, el nuevo método para hacernos inmortales, o millonarios, etc. Pero las probabilidades de que eso pase, son remotas, ¿qué pasaría si cogemos un proceso e intentamos mejorarlo? Véase, si queremos vivir más años, partiendo sobre nuestra dieta podremos mejorarla paso a paso, un cambio radical nunca será bueno, ya que será más difícil de adaptar. Esto me recuerda, a cuando dejé de tomar café con azúcar. Al principio tomaba el café con leche y azúcar, primero saqué el azúcar, luego la leche. Probablemente si hiciese este cambio de forma radical, la experiencia sería nefasta

Lo mismo nos va a pasar a la hora de tomar decisiones de ahorrar e invertir, no va a ser lo mismo, ir metiendo la cabeza de poco en poco y mejorar tu proceso que tirarte de golpe poniendo todos tus ahorros sobre algo que desconoces y no posees el conocimiento necesario. Aquí podríamos hablar de la primera gente que le salió bien la jugada con bitcoins, esta gente, probablemente fuese una entusiasta de la tecnología se iniciase a minar (crear bitcoins) o a comprar sin saber dónde iba a parar eso, pero creía en ello y sobre todo apostaba por la tecnología blockchain, el fundamento de la moneda. 

Sin embargo, otra gente apostaría por el bitcoin, sin tener ni idea de que era eso. Cuando todo el mundo hablaba de sus bondades, esa persona pensó, me voy a hacer rico yo también, voy a comprar bitcoins, esta persona al final se arruinó o tuvo que asumir una importante pérdida. Ahora bien, entremos en detalle en la filosofía Kaizen, que pasa si un ahorrador medio que tiene digamos su dinero invertido en depósitos, y es cauteloso, se empieza a preguntar, ¿cómo puedo mejorar la rentabilidad? Digamos que tiene una rentabilidad de 1.5%, y encuentra los bonos o las acciones, y los empieza a analizar. Esta persona, llamémosle Juan, decide meter un 10% del depósito que vence ahora en una empresa consolidada, que conoce, como Coca cola. Juan comienza a creer en la idea y poco a poco va construyendo una cartera de valores sólida. 

¿Quién ha sido más listo Juan o el especulador de criptomonedas? Juan sin darse cuenta, ha implementado el método Kaizen. Y ahora su rentabilidad ha pasado del 1.5 % al 5%. A Juan le quedará un largo camino, que nunca se acabará… El de la mejora continua.

 Por último cabe decir, que el blog se llama Kaizen Investor, por el sentido que tiene ir mejorando en las inversiones sobre una base sólida, mejorando sin cambios estructurales y con pasos pequeños, pero firmes. En la segunda parte de os relataré con más detalle el método Kaizen.

You Might Also Like

1 comentarios